Primer estudio sobre impacto de la tecnología en el sector pesquero

  • Tras la instalación completa de estos sistemas en el segundo semestre de 2019, se han consumido 404.407 minutos de llamadas (6,740 horas) en 2020, con una media de consumo de seis horas por marinero, rompiendo así el aislamiento tradicional de esta actividad.
  • Con el incremento de las regulaciones de pesca en todos los océanos, las boyas inteligentes selectivas -que facilitan la sostenibilidad de las operaciones de pesca al ayudar a diferenciar especies-, van reemplazando a las tradicionales a un ritmo del 20% en los dos últimos años.

Madrid, 30 de septiembre de 2021.-

Según un estudio desarrollado por la tecnológica española Satlink, la irrupción de las telecomunicaciones de banda ancha vía satélite con tarifa plana para el sector marítimo ha tenido un especial impacto en la flota pesquera española en dos áreas específicas de su actividad. Concretamente, y según las conclusiones del informe, en la digitalización de la operativa -con especial incidencia en los aspectos de su sostenibilidad-, y en la mejora de las comunicaciones en la pesca de gran altura, al disponer ahora las tripulaciones de capacidad de contactar con sus familiares, contribuyendo decididamente a la denominada sostenibilidad social de la flota española.

De hecho, y según los datos de este primer estudio que ha tomado como referencia la flota pesquera atunera de larga distancia (buques españoles que operan en los océanos Índico, Pacífico y Atlántico), la implementación de estos nuevos servicios está incidiendo en la utilización cada vez mayor de las denominadas boyas inteligentes selectivas. Este tipo de boyas son capaces de informar a los buques, no sólo sobre la situación de los bancos de peces, sino también sobre su volumen y la tipología de especies de su composición, lo que tiene un impacto directo en la sostenibilidad, al permitir discriminar y seleccionar la pesca, es decir, minimizar la captura de juveniles o aquellas especies sobre las que puedan existir restricciones.

Además, desde el lanzamiento de estos nuevos servicios por parte de Satlink, durante el segundo semestre de 2017, el reemplazo de este tipo de boyas está empezando a extenderse, sobre todo en los océanos Índico y Atlántico, con tasas de crecimiento superiores al 20% interanual en los dos últimos ejercicios y con la previsión de un crecimiento superior al 30% en el 2021.

Según Faustino Velasco, presidente de Satlink, “las flotas se enfrentan a la limitación del uso de boyas por barco y a cuotas de pesca cada vez más restrictivas en el Atlántico e Índico, y los pescadores están cada vez más necesitados de una herramienta de este tipo. La boya selectiva les permite ajustar su actividad, respetando las cuotas, mejorar la sostenibilidad de los recursos pesqueros y disminuir ostensiblemente la huella de carbono de sus operaciones al exigirse menores distancias de navegación”.

 

Observador electrónico
Otro de los servicios para favorecer la sostenibilidad de la actividad pesquera que ha crecido de manera ostensible, a raíz de la introducción de la tecnología satelital, es el del denominado observador electrónico. Estos sistemas permiten grabar en vídeo la actividad pesquera a bordo para analizar posteriormente las imágenes y evaluar las prácticas en el tratamiento de capturas accesorias, capturas de especies no objetivo del buque, o en el cumplimiento de la normativa, tanto de la actividad pesquera como de las condiciones laborales en el barco.

Sobre este servicio, y según el estudio de Satlink, la grabación de “días de mar”, en el caso de la flota atunera, se ha incrementado a un ritmo del 30% interanual desde la incorporación de la tecnología de banda ancha en los buques. Así, si en 2016 hubo un total de 2.896 días de actividad grabados, en 2020 esta cifra subió hasta los 8.000 días, en muchos casos con presencia simultánea de observadores electrónicos y humanos bajo el control del estado de bandera o de un estado costero, permitiendo ampliar la cobertura de los planes de observadores y garantizando así que el observador pueda seguir realizando su labor científica desde tierra gracias a la tecnología.

 

Mejorar la comunicación de las tripulaciones
Igualmente, y desde el punto de vista de la sostenibilidad social, a raíz de la instalación completa de estos sistemas (segundo semestre de 2019) en los primeros 28 buques de esta flota, se han consumido 404.407 minutos de llamadas (6.740 horas) en 2020, con una media de consumo de seis horas para cada uno de los 1.100 marineros que trabajan a bordo de estos barcos.

De este total, el mayor porcentaje por semestres se produjo durante el primero de 2020, con 229.769 minutos de llamadas, coincidiendo con el confinamiento impuesto por la COVID-19 y que obligó a muchas tripulaciones a alargar el período fuera de casa por las dificultades que implicaba su relevo.

Igualmente, el estudio refleja los incrementos en el uso del servicio coincidiendo con distintos períodos, tales como el navideño. Así, por ejemplo, durante los meses de diciembre de 2019 y 2020 se superaron los 30.000 minutos de llamadas. Asimismo, los marineros que trabajan en el océano Atlántico usan más este tipo de servicios con 205.000 minutos en 2020, frente a los 119.400 minutos de los que desarrollan su actividad en el Índico y los 80.000 minutos de los del Pacífico.

En el caso del tráfico de datos (redes sociales, mensajería instantánea o contenidos en streaming), el análisis abarca de diciembre de 2020 a febrero de 2021, y se da la situación contraria al registrar los barcos que operan en el Pacífico el consumo más elevado con 10.900 GB, seguidos de los del Atlántico con 4.500 GB y, por último, los del Índico con 2.500 GB. Esta circunstancia se explica, según Satlink, por la mayor distancia de navegación que debe recorrer la flota del Pacífico para llegar a las zonas de pesca.

 

Próximos pasos de la tecnología
Entre los últimos desarrollos de Satlink, cabe destacar un revolucionario sistema digital que aúna en una única pantalla toda la información necesaria para optimizar la actividad pesquera. Para ello, el sistema integra datos en tiempo real y previsiones de todos aquellos aspectos que afectan a esta actividad, tales como meteorología, oceanografía, movimientos de bancos o tipologías de peces, entre otros. El sistema permite a los pescadores tomar decisiones con más información, mejorando la sostenibilidad y eficiencia de la pesca atunera.

De acuerdo con Faustino Velasco, “pescar es un arte y no cabe duda de que lo va a seguir siendo, pero las nuevas tecnologías van a revolucionar esta actividad al igual que lo han hecho en otros sectores e industrias del mercado. El sector pesquero –añade– no va a quedarse al margen, y la tecnología y la digitalización van a ayudar a que armadores y pescadores puedan desarrollar su actividad de manera más eficiente, sostenible y cercana”.

 

Sobre Satlink
Fundada en 1992, Satlink es una empresa tecnológica española centrada en el desarrollo de soluciones de Internet de las Cosas (IoT) y de conectividad end to end (E2E). Como proveedor líder mundial de soluciones tecnológicas para el segmento pesquero -tanto para la industria como para los reguladores-, Satlink está comprometida con la sostenibilidad de la pesca y la conservación de los océanos. Con sede en Madrid, Satlink tiene oficinas en España (Marín), Seychelles, Ecuador, Estados Unidos, Fiji, Islas Salomón, Corea y Taiwán, y trabaja con socios locales en otros lugares del mundo. www.satlink.es